Retrospectiva de Gerhard Richter. Fotografía y abstracción

Pedro da Cruz

El origen y el posterior reconocimiento de la obra de Gerhard Richter están íntimamente ligados al desarrollo de los profundos y violentos cambios ocurridos en Alemania durante el siglo XX. El artista nació en Dresde, antigua capital de Sajonia, en 1932, poco antes de la toma del poder por Adolf Hitler. En 1945, cuando la Alemania nazi fue derrotada, Richter tenía trece años. Su juventud transcurrió en la zona de ocupación soviética (luego la República Democrática Alemana) y estudió en la Academia de Arte de Dresde, pero emigró a la parte occidental de Alemania poco antes de la construcción del muro que dividiría al país durante casi treinta años.

   El arribo de Richter a Düsseldorf implicó no sólo un cambio de realidad política y social, sino también la inserción en un ambiente artístico radicalmente diferente. En Dresde había pintado dos murales en el estilo del realismo socialista: Comunión con Picasso (1955) en la Academia de Arte, y Alegría de la vida (1956) en el Museo Higiénico Alemán, los que fueron cubiertos luego de que Richter se radicó en el oeste. Durante sus estudios en la Academia de Arte de Dusseldorf (1961-64) se familiarizó con el expresionismo abstracto y otras expresiones vanguardistas. Conoció artistas que se identificaban con una variante alemana del pop art, entre otros Sigmar Polke, con quién Richter inició un movimiento satírico que llamaron “realismo capitalista”.

Tío Rudi, 1965. Óleo

    El desarrollo de la prolífica carrera de Richter, hoy uno de los artistas más reconocidos de Alemania, es el tema de la exposición itinerante Übersicht (Sinopsis), que se exhibe en el Museo Nacional de Artes Visuales de Montevideo. Organizada por el Instituto para las Relaciones con el Extranjero, que con anterioridad ha organizado en el exterior exposiciones de artistas alemanes de la talla de Georg Baselitz, Rebecca Horn y Sigmar Polke, la muestra comprende 27 obras, desde tempranas obras de los años 60 a obras de fines de los 90.

    Las características de la exposición plantean una problemática interesante: los límites entre lo que es considerado una obra “original” y distintos tipos de reproducción de las mismas. Debido en parte a que Richter ya no tenía en su poder algunas de las obras consideradas importantes para la retrospectiva, las pinturas basadas en fotografías fueron a su vez fotografiadas (varios años más tarde) para ser expuestas. Una vuelta de tuerca que coincide con la práctica de la apropiación e interacción de diferentes técnicas que han sido una de las características de las tendencias posmodernas que han marcado el arte contemporáneo. 

FOTOGRAFÍA Y PINTURA. Las pinturas basadas en fotografías muestran características específicas de la época en que fueron realizadas, y conforman grupos claramente definidos. Un grupo temprano, de los años 60, está compuesto por obras pintadas en blanco y negro, con un conciente tratamiento que resulta en figuras “fuera de foco”. Una de ellas es Tío Rudi (1965), una de las pinturas “icónicas” de Richter (la versión expuesta en el MNAV es una fotografía del original tomada en 2000), en la que se ve a Rudi Schönfelder, hermano de la madre del pintor, vistiendo el uniforme de subteniente del ejército alemán de la época nazi. A la problemática fotografía-pintura, se suma en este caso la cuestión de la “culpa” de las nuevas generaciones en relación a los crímenes de guerra nazis.

Betty, 1988. Óleo

    Otro grupo de obras basadas en fotografías, en este caso pintadas en color y en un estilo exasperadamente realista, está representado por Betty (1988), una de las obras más reproducidas de Richter, basada en una fotografía que tomó de su hija en 1978. Realizada una década más tarde, la pintura fue a su vez reproducida en 1991 en impresión offset. Al mismo grupo pertenece Orquídea, mostrada en una impresión offset de 1998.

    Distintos tipos de fotografías fueron también la base de pinturas en las que Richter combinó las técnicas mencionadas. Esquina de catedral, Quebrada y Pequeña bañista, ésta última basada en una fotografía que Richter tomó de su esposa Sabine en una pose inspirada en las figuras de Ingres, son mostradas en reproducciones fotográficas de fines de los años 90. 

LA ABSTRACCIÓN. Otra vertiente de la obra de Richter son las pinturas de carácter no figurativo que el artista comenzó a realizar a partir de mediados de los años 70, simultáneamente con la creación de pinturas basadas en fotografías. La variación en el tratamiento de las superficies y del uso del color es muy grande, y también en este caso pueden ser agrupadas según las variaciones de distintos temas en los que Richter se inspiró.

    Las obras no figurativas, también llamadas abstractas, tienen el título común Pintura abstracta, aunque son identificadas con números que indican el orden de creación dentro de las series. A diferencia de las obras figurativas, las no figurativas mostradas en el MNAV son “originales” realizados en óleo sobre tela o papel en formato mediano y pequeño, aunque Richter también realizó obras no figurativas en gran formato de carácter monumental.

    431-7 (1977) muestra cierta relación con el expresionismo abstracto, con manchas que acentúan el plano de la tela, aunque esquemáticas figuras geométricas lineales sugieren cierta profundidad. 836-4 (1996) está basada en un planteo similar, con una figura circular que se recorta sobre el fondo plano, produciendo un efecto tridimensional.

748-3, 1991. Óleo

    748-3 (1991) es prácticamente monocroma, cercana al arte minimalista, realizada con materia roja aplicada sobre un fondo negro que se trasluce en mayor o menor medida según las variaciones en la aplicación del color. 829-13 (1995) está planteada de forma similar, pero con blanco aplicado sobre un fondo de colores variados.

    La obra de Richter muestra una marcada diferencia con el estilo de los artistas alemanes de su generación, que en los años 80 fueron catalogados como neoexpresionistas: Georg Baselitz, Jörg Immendorff y Anselm Kiefer entre otros. En vez de elementos figurativos pintados con enérgicas pinceladas, Richter se destacó por sus paisajes “abstractos”, entroncando con una visión romántica de la naturaleza presente en la obra de artistas alemanes desde la época de Caspar David Friedrich. 

TÉCNICAS MIXTAS. Como prueba de la variedad de los recursos usados por Richter, en la muestra se pueden ver obras realizadas en otras técnicas, tanto collages fotográficos como intervenciones sobre distintos tipos de soportes. 128 fotografías de una pintura (1998) es una serie de fotografías (montadas en ocho grupos de 16 partes cada uno) de detalles de una misma obra tomadas con variaciones en las condiciones de iluminación, así como de ángulos y distancias.

Hood, 1996. Impresión offset

    En Kassel (1992) el soporte es una fotografía de esa ciudad, tomada por el propio Richter, sobre la que pintó al óleo varias figuras que parecen flotar en el aire. El motivo de Hood (1996) es una fotografía de un hombre encapuchado que es conducido por otro hombre. La obra está basada en un recorte de diario cubierto en su mayor parte por color, luego fotografiado y reproducido en offset. A su vez, Negro, rojo, dorado (1999), en resina sintética sobre vidrio, está relacionada con una pintura monumental con los colores de la bandera alemana que Richter creó para la entrada del edificio del Reichstag (Parlamento) en Berlín, obra que también es una reflexión sobre la identidad alemana.

El País Cultural. No. 1066, 7 de mayo de 2010, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Europa siglos XX-XXI y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s