Con Pablo Thiago Rocca. Un espacio para Figari

Pedro da Cruz

Pablo Thiago Rocca (Montevideo, 1965) es investigador, crítico de arte y poeta. Desde enero pasado es coordinador del recientemente creado Museo Figari (Juan Carlos Gómez 1427), perteneciente a la órbita del Ministerio de Educación y Cultura.

UNA DEUDA.
 – ¿Cuál es la idea que lleva a la creación del Museo Figari?
 – La idea nació de la Dirección Nacional de Cultura, con el aval de la entonces ministra María Simón. Adhiero al museo en el entendido de que el Estado tiene una deuda histórica con Pedro Figari, debido a que el reconocimiento de su valor como pintor demoró en llegar al país. Llegó primero a Buenos Aires, donde empezó a producir, y luego a París. El Estado uruguayo fue muy moroso en reconocerle su importancia como pintor, y también como pensador y filósofo. De modo que un museo centrado en la figura multifacética de Figari es una de las cosas “cantadas”. Su figura justifica además un abordaje mucho más amplio de lo que tendría un artista que sólo pintara.

Fantasía. Óleo

EL APORTE DE FIGARI.
 – ¿Qué aporta en la actualidad la obra de Figari?
 – Todas las lecturas que hacemos del pasado las hacemos desde la contemporaneidad. Desde el punto de vista plástico, creo que la obra de Figari es la de un maestro. Como todo maestro tiene aspectos clásicos a los que siempre les encontramos nuevos valores y elementos que nos ayuden a pensar en la realidad. Figari, además de ser artista, también se destacó en la política, en la filosofía, en las letras. Su obra literaria es muy poco conocida, pero valiosa. Me refiero a Historia Kiria, La novela utópica, El arquitecto. Claro que todo eso se ve integrado, toda la obra de Figari aparece integrada, como un mismo corpus. No está separado lo que escribe de lo que pinta. Es otro registro del mismo discurso. Pero hay aspectos que también ponen en práctica ciertos pensamientos filosóficos, más teóricos si se quiere.
 – Tiene también su obra estética.
 – Tiene Arte, Estética, Ideal, un ensayo filosófico bastante ambicioso. Muchos de los pensamientos que se vierten allí, lo mismo que la actividad pedagógica que desarrolló cuando dirigió la Escuela de Artes y Oficios, tienen hoy una vigencia increíble. Por ejemplo desde el punto de vista de lo que es el pensamiento ambientalista en la actualidad. El aprovechamiento que hace Figari de la energía y los materiales en su emprendimiento al frente de la Escuela. Volver a las tierras locales para hacer la cerámica. Pensar en la flora y la fauna como insumos para una iconografía de corte local, que sirviera para decorar los utensilios de la vida cotidiana. Esa tensión entre lo regional y lo global. Él no desechaba las variantes europeas, simplemente decía que primero tenemos que analizar lo que hay en la región.
 Y además está esa experiencia viva que es la casa del filósofo Vaz Ferreira, que decoró Milo Beretta en 1918, quien en ese momento era docente de pintura en la Escuela de Artes y Oficios. Tenemos el ejemplo vivo de lo que fue la prédica de Figari, utilizando las ranitas, las guardas, mezclando un imaginario prehispánico con elementos y materias primas locales. Esa experiencia aún sigue siendo novedosa. En ese sentido el pensamiento de Figari sigue estando vigente. Aspiró – lo que se ve en sus cuadros – a mostrar un relacionamiento entre el hombre y la naturaleza totalmente integrado. Con el tiempo, y esto es también parte de la complejidad de su figura, uno ve que el pensamiento de Figari, de un positivismo muy pragmático, termina tendiendo hacia la metafísica, a una especie de positivismo panteísta, donde todo tiene vida, y donde todo está cargado de un sentido casi espiritual.

Idilio. Óleo

NATURALEZA PRIMITIVA.
 – No deja de sorprender, con algunas figuras de sus obras menos conocidas. Los trogloditas, y los animales, que prácticamente se comportan como seres humanos.
 – Los trogloditas van muy en ese sentido. Figari creía en la naturaleza del hombre primitivo. Como un eslabón primario que luego iba a evolucionar conservando algunos rasgos de ingenuidad y pureza. También está la serie de las piedras, que son sólo rocas, relacionadas con la naturaleza humana.
 – Varios de los pensamientos sobre lo prehispánico, incluso el aspecto metafísico, son luego retomados por el Taller Torres García, pero lo de Figari, que es previo, no es tan conocido.
 – No. Son como pensamientos paralelos, pero no creo que la experiencia de lo prehispánico en Figari haya influido directamente en Torres. Lo de Figari no generó una escuela, en parte por su trayectoria vital. Pintó a una edad muy madura, y no se dedicó a la docencia, ya que había sentido como un fracaso la experiencia de la Escuela de Artes y Oficios. Entonces la docencia es una experiencia que quedó trunca en la vida de Figari. Ahora quizás haya una mayor necesidad de rescatar su pensamiento, y no sólo la pintura. Él decía: “soy un pintor de recuerdos”. Su actividad artística era como una acción para mostrar su pensamiento. Estaba convencido de sus motivos, de sus temas, de su filosofía. En ese sentido era como un artista autodidacta. No hay que olvidar que pintaba de memoria. Ambientes que ya no existían, o que conoció en la niñez. Pintaba muy rápido, sin bocetar, sólo mojando el pincel en la paleta, y dándole al cartón directamente sin imprimación. Hay que ver la espontaneidad de ese dibujo, y como la composición se construye a partir de una pulsión interna muy fuerte. Pintó cerca de cuatro mil cartones. Es realmente un caso muy especial.

Alarma. Óleo

UN NUEVO MUSEO.
 – ¿Es la intención reflejar todos los aspectos  mencionados de la obra de Figari?
 – Sí. Siempre respetando una cosa muy básica que tenía Figari: tener los pies en la tierra. No podemos hacer una epopeya de Figari, no podemos ensalzarlo como una especie de prócer, sino que nuestra mirada la hacemos con los pies en nuestro presente. Y eso genera ciertas tensiones con la realidad histórica. Se trata de un museo que va a generar un espacio de reflexión sobre el pensamiento de Figari.
 – ¿Tiene el museo un acervo propio?
 – No. No es la idea principal. Pensamos constituir un acervo, pero es un proceso bastante lento, es un museo en formación. Pensamos rescatar obras que están en dependencias públicas y museos. Nuestra intención no es menguar el acervo de otros museos, sino ir haciendo una adquisición meditada y sistemática de lo que pueda haber en subastas. Todo eso es muy costoso, hay que administrar muy bien los recursos, que siempre son escasos en materia de cultura. Por otro lado son posibles préstamos prolongados en el tiempo. Pero la idea básica es mostrar la producción de Figari, más que constituir un gran acervo. Primero, porque eso implicaría una gran inversión en cuanto a una reforma locativa, para tener condiciones de guarda de obras que el Museo Figari todavía no está en condiciones de asumir. Y por otro lado porque hay una razón histórica para que esas obras estén donde están, sobre todo en los museos.
 – ¿Qué se va a mostrar entonces?
 – La actual no es una exposición permanente. Va a haber un sector donde siempre se encuentren obras de Figari, que van a ir cambiando, y otros sectores donde se van a mostrar diálogos con obras contemporáneas. Otra cosa importante a señalar es que el acervo no sólo está constituido por pinturas, sino también por documentos y libros. En ese sentido también se pueden hacer adquisiciones que no son tan onerosas, pero que son importantes para la investigación.
 Se mantiene el Premio Figari a la trayectoria artística, que viene dando el Banco Central desde 1995. El Banco Central aporta un monto para el premio, que de aquí en adelante va a ser gestionado, organizado y exhibido en el Museo Figari.
El País Cultural. No. 1064, 23 de abril de 2010, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s