Arte relacionado con la historia reciente en el Museo de la Memoria

Pedro da Cruz 

Obras de cuatro artistas uruguayos y del argentino León Ferrari se ven en el Museo de la Memoria (Av. de las Instrucciones 1057) hasta el 26 de julio. Por otro lado, el argentino Enrique Banfi muestra su arte en el Bazaar de las Culturas (18 de Julio 885).

 

El aporte de Octavio Podestá a la muestra es un magnífico conjunto de siete esculturas en metal, parte de una serie titulada Calabozos. Las piezas están ingeniosamente ubicadas en un sótano con paredes de ladrillo visto (al que se accede desde la recepción del museo), e iluminadas teatralmente de forma indirecta.

    Podestá utilizó trozos de máquinas, chapas, cadenas y rejas sin tratar, con superficies herrumbradas que dan unidad al conjunto. Un guante apretado en una prensa es una metáfora de la opresión. Los calabozos de metal están vacíos, con excepción de uno que contiene una pequeña figura humana esquemática.   

    Ernesto Vila realizó para la muestra una instalación cuyo signo es la levedad, la transparencia, e incluso la fragilidad. Diez ladrillos parados de canto sostienen trozos de vidrio sobre los que fueron pintadas siluetas de personas en distintos colores (blanco, amarillo, celeste y rojo). La sensación es de ausencia, como rastros de personas que se desvanecen, que ya no existen. Vila continúa con una línea de trabajo que ha desarrollado durante los últimos años: el tema de los detenidos-desaparecidos durante la dictadura militar, tratado ya sea en instalaciones con botellas y otros objetos, así como con figuras recortadas en papel que cuelgan en el espacio.   

FOTOGRAFÍAS. Los trabajos fotográficos y en video de Eduardo Casanova están directamente relacionados con el contenido de la exposición, la que está basada en hechos documentados por Enrique Rodríguez Larreta (padre): la desaparición en Buenos aires de Enrique Rodríguez Larreta (hijo) el 30 de junio de 1976, la búsqueda emprendida por su padre, la reclusión de ambos en el conocido centro de detención clandestino Automotores Orletti, así como el posterior traslado a Uruguay.

    Casanova intervino fotos de sórdidos interiores de Orletti, aplicando a las imágenes de paredes sucias y descascaradas retratos de militares que fueron activos en el lugar, como marcando presencias que se han mantenido borroneadas.

    La fotografía es también el medio utilizado por Juan Ángel Urruzola, quién recientemente ha realizado varias intervenciones urbanas. En la presente exposición muestra un trabajo basado en la última foto conocida de Juan Pablo Recagno, joven uruguayo detenido en Buenos Aires en octubre de 1976, luego detenido en Automotores Orletti y desaparecido.

    La obra fue impresa sobre tela (de aproximadamente 3 x 3 metros), y está compuesta por miles de pequeñas fotos de personas detenidas y desaparecidas, que vistas con varios metros de perspectiva componen el rostro de Recagno. 

Imágenes apocalípticas de la otra orilla del río

Enrique Banfi realizó en una vidriera del Bazaar de las Culturas una instalación que puede interpretarse como una arqueología de la memoria: sobre restos de detalles arquitectónicos y un archivo de metal, fueron ubicados partes de circuitos electrónicos y seis pequeños monitores que muestran imágenes móviles. Detrás de una reja herrumbrada han sido escritos en la pared una serie de nombres de pila, posiblemente de gente que ya no está.

    Las imágenes mostradas por Leon Ferrari forman parte del trabajo que el artista ha realizado durante varios años con el imaginario del horror, usando obras de artistas de otros tiempos para comentar los sucesos del pasado reciente. En la presente exposición es mostrada una serie de 45 obras en las que combinó imágenes de varias guerras, del Apocalipsis, el Juicio Final y otros temas similares, entre otros Giotto, Durero, Goya y Doré. Usó básicamente la técnica del montaje, con fotografías y textos de la segunda mitad de los años 70, época en que Argentina fue gobernada por una Junta Militar encabezada por el General Videla. Ferrari se sirvió de recursos muy variados, reproducciones en blanco y negro y textos de diarios, que acentúan el carácter gráfico, para crear imágenes de fuerte contenido crítico. Una de las obras muestra una foto de la Junta Militar argentina, montada sobre un grabado de Doré, para ilustrar el Infierno de Dante. Sobre una foto de Hitler, Ferrari montó una foto de la Casa Rosada y una foto de Videla en la fachada de la misma. En otra obra es mostrado el logotipo de la ciudad de Buenos Aires de la época, con la silueta de los edificios en negro, el que es sobrevolado por un grupo de las escalofriantes brujas de Goya.

El País. 10 de junio de 2009, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uruguay y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s