La relación entre arte y deporte según visiones contemporáneas

Pedro da Cruz

En el marco del Campeonato Mundial de Fútbol 2010 el Ciclo temático y multidisciplinario sobre deporte y cultura ”Dearte y deporte” comprende una muestra de artes visuales, una serie de conferencias, y transmisiones de partidos de fútbol.

En el folleto de presentación del ciclo, la curadora Clio Bugel señala que una característica de la exposición es que las tres artistas mujeres representadas interpretan la gimnasia y la natación, mientras que los artistas hombres (todos sin excepción) interpretan el fútbol. Además de la evidente diferencia de género en la elección de los temas, varias obras dejan entrever algunos aspectos de la interesante y compleja relación entre el deporte y la cultura, en este caso específico las artes visuales. Una de las obras de las artistas mujeres, Sin título (2010) de Rita Fischer, está basada en la imagen varias veces repetida de una mujer de espaldas en pose de estar nadando. Las otras dos obras de mujeres, Wing sii workout (2005) de Carolina Comas y Mr. Lonely (2005) de Yessy Young, son videos de una mujer haciendo gimnasia y nadando en una piscina respectivamente. Los videos de tipo loop (con imágenes que se repiten) pueden crear, como en este caso, cierta distancia con el espectador.   

    Enrique Aguerre presenta Uruguay (tubomix), de 2008, un video mostrado con anterioridad en el Subte Municipal, que recoge imágenes de la construcción del Estadio Centenario con ocasión del primer campeonato mundial de fútbol, y que por su carácter testimonial se diferencia de los videos anteriores.

    De Manuel Espínola Gómez se muestra Boceto de “Frontpié” (c. 1980), varios dibujos relacionados a un proyecto de zapato de fútbol que “garantiza” goles. La obra comprende un texto explicativo que da una perspectiva temporal, por que las páginas ya amarillentas son mostradas en el mecanografiado original.

    Otra obra de los años 80 es Sí señores, soy aurinegro (1989), un acrílico de Hugo Longa en el que el autor, en su estilo característico, recrea el imaginario de un hincha de Peñarol, con figuras masculinas con camisetas aurinegras y una señorita que lleva sólo una pequeña tanga amarilla y negra.

    Federico Arnaud exhibe El juego de los milagros (1998), un antiguo juego de futbolito en el que las figuras de los jugadores tradicionales fueron sustituidas por figuras religiosas, por ejemplo uno de los goleros es un cristo crucificado, mientras que algunos de los jugadores son santos y ángeles. El título es un ingenioso juego de palabras referido a resultados inesperados que se dan en el fútbol.

    La obra de Pablo Conde, 1950 (2002), es resultado de una técnica desarrollada personalmente por el artista. Muestra una foto del equipo ganador del mundial en Maracaná en 1950 a la que le faltan partes, como en proceso de destrucción. La técnica está basada en la transferencia gráfica de la foto a trozos de mosaico vidriado con los que se compone la obra.

    Martín Verges, por su lado, muestra Intercontinental (2005), un pastel sobre papel en gran formato cuyo motivo es un grupo de jugadores alrededor de un juez que levanta una tarjeta amarilla.

    Ernesto Vila muestra La patria se hizo con meniscos (2010), un título que se refiere tanto al punto débil de los futbolistas, como a que estos forjaron la imagen de patria con sus triunfos olímpicos y mundialistas. La instalación está compuesta por diez partes: cuatro colgadas, una apoyada en el piso, y seis que quedan fijas a la pared.

    Las figuras, una recortada en cartón, otras ahuecadas o dibujadas sobre papel, dan una impresión de fragilidad colgadas en sus soportes simplemente de un palillo de ropa. Una de las partes tiene un aspecto humorístico: once palillos de ropa alineados en dos filas compactas junto a la inscripción “Los palillos F.C.”.

    Finalmente, Ignacio Iturria muestra dos obras recientes, ambas de 2010. Las recetas del maestro Tabárez es un objeto tridimensional compuesto por una figura masculina, representación del actual técnico de la selección uruguaya de fútbol, que da instrucciones junto a un pizarrón. Mi álbum del mundial también tiene carácter de objeto, y está compuesta por un marco de madera del que cuelgan 324 elementos rectangulares, que en distintas combinaciones de relieves y colores representan los jugadores de distintas selecciones mundialistas.

El País. 22 de junio de 2010, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uruguay y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s