Vanguardia del arte uruguayo de los años 20. Planistas. Una exposición del Museo Zorrilla

Pedro da Cruz   

La muestra “Planismo: renovación pictórica y energía creativa” reúne obras de un estilo que fue expresión de las ideas de vanguardia generadas en el ámbito del Círculo de Bellas Artes.

La nueva exposición presentada en el Museo Zorrilla, con  curaduría de Alicia Haber y apoyo de la Fundación Itaú, tiene un carácter íntimo, tanto por el tamaño de la sala, como por el acotado número de obras de pequeño y mediano formato. Un hecho destacable es que las obras, cerca de una docena de óleos pintados sobre tela o cartón, provienen de colecciones privadas, por lo que la presente muestra es una oportunidad única para que estas obras puedan ser apreciadas por el público.

Carmelo de Arzadun

    El denominador común de las obras es el estilo, el denominado planismo, caracterizado por un tratamiento plano de los colores (sin marcados efectos de volumen), una paleta luminosa dominada más por matices que por colores primarios, y una perspectiva sólo insinuada, lo que lleva a que los motivos parecen encontrarse prácticamente en un mismo plano.

    Los artistas representados en la exposición son Carmelo de Arzadun, Domingo Bazzurro, Miguel Benzo, Andrés Etchebarne Bidart, María Rosa de Ferrari, Guillermo Laborde, Melchor Méndez Magariños, César A. Pesce Castro y Alfredo Sollazzo. Obras de dos planistas reconocidos como Petrona Viera y José Cuneo (su pintura anterior a la serie de las lunas y los ranchos) no se incluyeron debido a que anteriormente han sido mostradas en exposiciones individuales en el Museo Zorrilla.

    El más reconocido de los artistas representados es Carmelo de Arzadun, que realizó obras planistas antes de comenzar la etapa en que motivos de la costa uruguaya fueron su tema principal. Son mostradas tres obras de Carmelo de Arzadun: dos de pequeño formato, en las que la composición de los paisajes urbanos esta basada en franjas de color horizontales, sólo interrumpidas por la verticalidad de algunos árboles.

    De Laborde y Bazzurro, ambos profesores durante muchos años en el Círculo de Bellas Artes, se muestran un retrato de mujer sin título de 1916 y Cantera en chacra de La Paz (sin fecha) respectivamente. En ésta última, las manchas de color, sin dibujo previo, evocan la naturaleza sin atarse al naturalismo.

Alfredo Sollazzo, Palacio Legislativo

    En algunas de las obras mostradas las características del planismo muestran ciertas diferencias en el grado de figuración. Mientras que la pequeña pintura sin título de Miguel Benzo es un paisaje de costa muy cercano a la no figuración, Lavanderas de Méndez Magariños y la obra sin título de de Ferrari se ubican en el otro extremo de la escala, con grupos de figuras humanas al aire libre cuyo tratamiento es más realista.

    Los motivos de los restantes trabajos son paisajes, tanto de costa como urbanos. El Palacio Legislativo de Sollazzo muestra el edificio como un gran volumen blanco que se destaca del entorno de casas bajas. De los tres paisajes de Etchebarne Bidart, el de mayor formato muestra un entorno suburbano de fábricas, mientras que Puente de Carmelo de Pesce Castro está dominado por un puente de hierro que se impone frente a una hilera de casas bajas.

Un movimiento estético nacido en el Círculo de Bellas Artes 

El Círculo de Bellas Artes fue fundado en 1905 por el pintor Carlos María Herrera, que fue docente y director de la institución hasta su fallecimiento en 1914. En una siguiente etapa, algunos de los principales docentes del Círculo fueron Guillermo Laborde (maestro de Petrona Viera), Domingo Bazzurro y Vicente Puig.

    El planismo, que se impuso en el Círculo, tuvo sus raíces en el arte de colores planos de Paul Gauguin y otros de sus contemporáneos, corriente que fue conocida por los artistas, entre ellos varios uruguayos, que viajaban a estudiar a Europa con ayuda de becas estatales. Entre los numerosos artistas que estuvieron vinculados y estudiaron durante distintas épocas en el Círculo, que sería el centro de la vanguardia artística de los años 20 y 30, se contaron (además de los ya nombrados Arzadun, Etchebarne Bidart y Pesce Castro) Gilberto Bellini, Norberto Berdía, Carlos Alberto Castellanos, José Cuneo, Bernabé Michelena, y Carlos Prevosti, entre muchos otros.

El País. 16 de octubre de 2010, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uruguay y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s