Ensayo de Mario Gradowczyk. Abstracto desde el Sur

Pedro da Cruz

El libro de Mario Gradowczyk Arte abstracto. Cruzando líneas desde el Sur abarca un amplio conjunto de temas que han sido centrales en el arte del siglo XX, especialmente el surgimiento y desarrollo del arte llamado abstracto, así como la relación centro-periferia entre el arte producido en Europa y EEUU y el arte proveniente de otros países. Como trasfondo del desarrollo de dichos temas es importante el cambio de paradigma que tuvo lugar hacia fines de la década de 1960 con la aparición de tendencias que cuestionaron el modernismo, tendencias que conformarían lo que luego se denominó posmodernismo. El texto está basado en una serie de tres conferencias que el autor dictó en la New York University en 2003 y en material relacionado a la exposición “Arte abstracto (hoy) = Fragilidad + Resilencia”, que Gradowczyk organizó en el Centro Cultural de España en Buenos Aires en 2005.

El libro tiene cuatro capítulos, que corresponden a las conferencias y la exposición mencionadas, abriendo el primero con un análisis del surgimiento del llamado arte abstracto en Europa, estudiando las obras de artistas como Wassily Kandinsky y Kasimir Malevich, y una comparación de las obras de Joaquín Torres García y Piet Mondrian. El segundo continúa con el desarrollo del arte abstracto en el París de entreguerras y en Nueva York en las décadas de 1950 y 1960. Éste capítulo también contiene un análisis del arte informalista en Argentina. En el tercero el autor cambia el foco de atención, analizando el arte abstracto y concreto producido en el Río de la Plata a partir de la década de 1940, y el desarrollo de las vanguardias artísticas en Brasil y Venezuela. El último es un análisis del arte abstracto “hoy”, basado en el estudio de las obras no figurativas de un grupo de artistas contemporáneos. Una reflexión sobre el origen y el uso de los conceptos manejados en el texto, especialmente los conceptos de abstracto, concreto y no figurativo, puede servir para encontrar un hilo conductor que permita ordenar un comentario sobre las características del libro. 

Juan Del Prete. Abstracción, 1932

 ABSTRACTO – CONCRETO – NOFIGURATIVO. Estos tres conceptos tienen ciertas áreas de contacto entre sí, pero no coinciden en todos sus rasgos. Cada uno de ellos refiere a distintos aspectos de una problemática similar.

Con el concepto de abstracto se categoriza generalmente un arte que no representa nada relacionado con la realidad, con el mundo físico que nos rodea. Dicho arte puede ser informal, compuesto por manchas de colores, o geométrico, basado en líneas y formas. Abstracto, de abstraer, quitar, se lo identifica en el contexto de la teoría y la historia del arte con un proceso de simplificación, de reducción, de las formas de elementos figurativos. El resultado son composiciones en las que no se puede reconocer el motivo original. Un ejemplo de esta forma de crear es el arte de Wassily Kandinsky, quién partiendo de motivos de leyendas populares rusas fue simplificando su lenguaje pictórico hasta que en 1911 pintó la primera de las llamadas acuarelas abstractas. Otro artista en cuya obra se puede ver con claridad el proceso de abstracción, de lo figurativo a motivos no reconocibles, es Piet Mondrian.

El concepto arte concreto se refiere a un arte que no es resultado de un proceso de simplificación, como el arte abstracto, sino que ya parte de la idea de no representar nada que recuerde la realidad. El pionero del arte concreto fue Theo van Doesburg. Hacia fines de la década de 1910, cuando fundó el grupo De Stijl con Mondrian, trabajó abstrayendo formas, representando por ejemplo una vaca por medio de cuadrados y rectángulos. En 1925 se separó de De Stijl luego de crear el elementarismo, con obras que incluían líneas diagonales, lo que lo llevó a una ruptura con Mondrian. En 1930 publicó el único número de la revista Art Concret, donde incluyó el Manifiesto de Art Concret, en el que propugnaba por un arte creado directamente desde un orden geométrico, es decir no teniendo la realidad como punto de partida. Los dos conceptos, abstracto y concreto, están íntimamente ligados al modernismo de las primeras décadas del siglo XX.

Un tercer concepto de origen posterior, y que no está relacionado a la forma de crear, es el de no figuración. Como su nombre lo dice, lo no figurativo es definido como lo opuesto a la figuración, sin relación directa con el proceso de creación. Éste concepto es más neutral y abarcante para tipificar obras en las que no se puede identificar motivos relacionados con la realidad. Y tampoco está ligado al modernismo de la misma forma que los conceptos abstracto y concreto, por lo que es más atemporal. 

TRADICIÓN DE LO ABSTRACTO. A partir de esas premisas la concepción de Gradowczyk se puede alinear en una tradición de estudio del arte abstracto, en el sentido dado en la introducción a lo no figurativo, que partió de libros como L’art abstrait, ses origenes, ses premiers maîtres de Michel Seuphor de 1950, y se mantuvo con libros como L’art abstrait de Dora Vallier de 1980. Seuphor se atribuyó en textos que escribió en la década de 1960 la organización de la exposición del grupo Cercle et Carré en 1930 en París, sin nombrar a Torres García, quien había tenido un papel protagónico en todas las actividades de dicho grupo. Seuphor tipificó la exposición de Cercle et Carré como la primera exposición de arte abstracto, sin duda para que encajara en su historia del arte abstracto. Dicha exposición en realidad no fue tal ya que incluyó obras con elementos figurativos. Y cuando nombró a Torres García fue para incluirlo en el libro L’art abstrait 1918-1938 de 1972, lo que forzó una obra tan variada como la de Torres García en la categoría de lo no figurativo.

Tomás Maldonado. Sin título, 1945

RIZOMAS Y RESILIENCIA. El título elegido para el libro evidencia las premisas teóricas de Gradowczyk. El cruce de líneas está relacionado al concepto de “rizoma”, que es definido como una red múltiple y flexible que interactúa en el espacio y el tiempo con otras redes similares. El cruce de líneas es lo opuesto a un análisis del arte que sigue un desarrollo lineal. El concepto “resiliencia” es tomado de la física y usado en psicología, definido como una forma de resistir, implicando la capacidad de los individuos y los sistemas para soportar los golpes de la adversidad y el trauma. La lectura rizomática tiene un carácter multidimensional, por lo que cuestiona la idea de centro, y por lo tanto la relación centro-periferia. Gradowczyk agrega además que las líneas de su razonamiento son cruzadas desde el Sur (con mayúscula), por lo que apunta a lo multipolar, oponiéndose a un pensamiento generado en el polo hegemónico de Europa y EEUU en el campo del arte.

Lo multipolar es un concepto que encaja dentro de los parámetros del posmodernismo. Pero querer aplicar el concepto de abstracto – que se puede catalogar como un concepto histórico proveniente del modernismo – al arte contemporáneo es problemático. El modernismo se basó en concebir la obra de arte como artefacto, un objeto físico, pintura o escultura, que tenía “cuerpo”. El posmodernismo, que se afianzó a partir de la década de 1970, cuestionó el concepto modernista de la obra centrada en sí misma, una unidad estética independiente, producto de un proceso creativo que no era influido por el entorno social del artista. Con el posmodernismo irrumpe el arte conceptual, un arte de ideas no basado en el objeto, y en el que el entorno social y político, así como la etnicidad, el género o la orientación sexual del artista es parte fundamental del proceso creador. Un uso del concepto no figurativo, libre de la tradición modernista, hubiera dado otras posibilidades de desarrollo de los diferentes temas tratados en el libro de Gradowczyk. La variedad de dichos temas, y el hecho de que el libro esté basado en material de conferencias y exposiciones, hace que en cierto modo se resienta la unidad del texto. Pero sin duda el libro presenta una serie de razonamientos interesantes para lectores atentos a la problemática de lo abstracto y lo nofigurativo, así como en la relación entre los centros de poder del arte contemporáneo, y en la visión que de los mismos se tiene desde el Sur, en este caso las riberas del Río de la Plata 

ARTE ABSTRACTO. CRUZANDO LÍNEAS DESDE EL SUR, de Mario Gradowczyk, Universidad Nacional de Tres de Febrero, Caseros, 2006. Distribuye Byblos. 232 páginas.

El País Cultural, No. 906, 16 de marzo de 2007, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Argentina y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s