Robo y tráfico de antigüedades. De Napoleón a Paul Getty

Pedro da Cruz

 

En abril de 2010 se realizó en El Cairo una conferencia internacional para la protección y restitución del patrimonio cultural. Representantes de una veintena de países discutieron estrategias para recuperar obras de sus patrimonios históricos que se encuentran dispersos en museos e instituciones de buena parte del mundo.

Piedra de Rosetta

    El organizador de la conferencia fue el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, un arqueólogo doctorado enla Universidadde Pensilvania que ha adquirido renombre internacional gracias a agresivas campañas para que sean devueltos a Egipto piezas importantísimas de su acervo cultural. Entre otras exige la devolución de la piedra de Rosetta al Museo Británico, el busto de Nefertiti al Museo Egipcio de Berlín, y el zodíaco de Dendera al Museo del Louvre.

    El trasfondo de las ásperas polémicas de los últimos años está pautado por la historia del imperialismo occidental, así como por la creciente importancia que han ido adquiriendo los países emergentes. Los países centrales argumentan que han salvado tesoros que pertenecen a toda la humanidad, mientras que los países afectados por robos y saqueos consideran que están suficientemente preparados para asumir la responsabilidad de la conservación de sus acervos.

            Sharon Waxman, periodista estadounidense que ha trabajado en el New York Times y el Washington Post, ha escrito sobre este espinoso tema en Saqueo. El arte de robar arte, cuyo título original Loot. The Battle Over the Stolen Treasures of the Ancient World (Saqueo. La batalla sobre los tesoros robados del Mundo Antiguo) se ajusta más al contenido del libro. El estilo es ágil, basado en investigaciones y entrevistas realizadas en Egipto, Turquía, Grecia e Italia, con toques de glamour, como cuando Waxman cuenta que se encontró con Hawass en el apacible café Abou Ali del hotel Nile Hilton.

TESOROS OLVIDADOS. Como resultado de la competencia imperialista entre Francia e Inglaterra por conquistar nuevos territorios, Napoleón arribó a las costas de Egipto en 1798 seguido de cerca por Lord Nelson. Éste derrotó a la flota francesa en la batalla naval de Abukir, y Napoleón, sin posible retirada por mar, se dirigió hacia El Cairo, donde derrotó a los mamelucos, las tribus que gobernaban Egipto.

     Un rasgo absolutamente único del ejército francés fue la inclusión de más de ciento cincuenta savants, hombres de ciencia y artistas cuyo objetivo era documentar las costumbres del país conquistado. De esta forma la olvidada civilización del Antiguo Egipto sería conocida por Occidente, lo que desató una fascinación que culminó en un rapaz saqueo cultural. Waxman reitera que los franceses, entre otras cosas, utilizaron dinamita para desprender el zodíaco ubicado en el techo del templo de Hathor en Dendera. El zodíaco fue llevado al Louvre, mientras que en su lugar fue colocada una burda copia de yeso pintada de negro.

Busto de Nefertiti

      La brutalidad de los ingleses no fue menor cuando se apoderaron de parte de los mármoles de la Acrópolis de Atenas. Thomas Bruce, séptimo conde de Elgin, dirigió el desprendimiento de secciones enteras de los frisos del Partenón, así como de esculturas provenientes de los frontones del templo. La rapaz operación fue justificada invocando el deterioro provocado por la desidia de las autoridades turcas (Grecia era parte del Imperio Otomano), aunque debe tenerse en cuenta que lord Elgin se proponía vender los mármoles al gobierno británico para paliar sus propias dificultades económicas.

    Finalmente los “mármoles de Elgin” llegaron al Museo Británico, donde desde 1939 están expuestos enla Sala Duveen.Grecia reclama a Inglaterra la devolución, lo que ha tomado renovada fuerza con la construcción del Nuevo Museo dela Acrópolis, destinado a contener todas las obras que formaban parte del entorno del recinto sagrado ateniense. 

ESCÁNDALO EN PAROS. En el debate internacional se han decantado dos posturas. Quienes quieren conservar los objetos donde están, en general representantes de los países centrales, asumen una postura legalista, invocando el contexto de la época imperialista, y el sistema de reparto de los hallazgos entre las autoridades locales y los arqueólogos europeos.

    Los defensores de la devolución de los objetos tienen una postura basada en principios éticos. Argumentan que el pensamiento colonial debe ser superado definitivamente, y dan prioridad a la afirmación de las identidades nacionales, así como el respeto a las diferentes culturas.

    En 1970la Unescodictó una resolución que prohibió la exportación y traspaso ilegales de la propiedad cultural. El objetivo era combatir el comercio basado en la depredación de sitios arqueológicos, y el subsiguiente ocultamiento del origen de los objetos.

    Waxman afirma que varios museos de Europa y Estados Unidos han cometido irregularidades al incorporar nuevos objetos a sus acervos, especialmente al aceptar donaciones, y pone en la mira a instituciones tan prestigiosas como el Metropolitan Museum de Nueva York y el Paul Getty Museum de Los Ángeles.

    El caso más comentado relacionado al Metropolitan Museum fue el del llamado “tesoro lidio”, un conjunto de objetos de oro proveniente de Usak, en el sudoeste de Turquía, que el museo compró en 1967-68 al comerciante de arte John J. Kleiman sabiendo que las piezas no tenían procedencia conocida. Las autoridades del museo ocultaron las piezas, y años más tarde, cuando se supo, alegaron que la compra había sido hecha antes de la entrada en vigencia de la resolución dela Unescode 1970.

    El “tesoro lidio” fue finalmente devuelto a Turquía en 1993, en parte gracias al trabajo de investigación y denuncia del periodista turco Özgen Acar, a quién Waxman entrevistó en Ankara. El detallado relato de Acar tiene ribetes novelescos: desde sus encuentros con campesinos saqueadores, hasta la revelación de que la pieza principal del tesoro recuperado que era expuesto en el Museo Antropológico de Usak, un pequeño hipocampo de oro, era una falsificación. Aún se investiga si la sustitución fue realizada por funcionarios del Metropolitan o por el director del museo de Usak, Kazim Akbiyikoglu, que terminó en la cárcel.

    Aún más espectaculares fueron los detalles revelados por la polémica sobre la procedencia de un conjunto de piezas originarias de Grecia e Italia adquiridas por el Paul Getty Museum. La curadora Marion True fue objeto de investigación luego de comprar una casa de casi medio millón de dólares en la isla griega de Paros con un préstamo que infringía las normas éticas de la institución. El prestamista era un coleccionista griego que había vendido piezas al museo.

    True fue enjuiciada en Roma, y sucesivos procesos revelaron una serie de redes de saqueadores, contrabandistas, galeristas, coleccionistas y funcionarios de museos que continúan infringiendo las leyes internacionales. Finalmente el Getty Museum devolvió varias obras, entre otras una extraordinaria corona funeraria que perteneció a Filipo II de Macedonia, padre de Alejandro Magno, que desde 2007 está en el Museo Arqueológico de Atenas.

    El carácter no estatal del tráfico de antigüedades dificulta la aplicación de los acuerdos internacionales. Pero los partidarios de la devolución pueden ser optimistas, ya que instituciones y museos de varios países centrales han comenzado a adoptar posiciones favorables a sus reclamos.

 

SAQUEO. EL ARTE DE ROBAR ARTE, de Sharon Waxman. Turner, 2011. Madrid, 424 págs. Distribuye Océano.

 

El País Cultural. No. 1130, 5 de agosto de 2011, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Varios y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s