Utopías de lo cotidiano. La Bauhaus y el diseño

Pedro da Cruz

A: Weimar (1919-1926)

Las actividades de la Bauhaus se desarrollaron en Alemania durante poco más de una década, entre 1919 y 1933, fechas de la proclamación de la República de Weimar y la toma del poder por el Partido Nacionalsocialista respectivamente. Los antecedentes de la Bauhaus se remontan a 1915, cuando Henry van de Velde, director de la Escuela de Oficios Artísticos de Weimar, propuso como su sucesor al arquitecto Walter Gropius. Éste era, como su maestro Peter Behrens, miembro de la Deutscher Werkbund, una asociación cuyo objetivo era unificar el arte con el diseño industrial y la arquitectura.

Marcel Breuer. Silla de madera y tela, T 11a, 1924

    Gropius sucedió a van de Velde en marzo de 1919, simultáneamente con la fusión dela Escuela de Oficios Artísticos y la Escuelade Artes Plásticas bajo el nombre Das Staatlich Bauhaus. Al mes siguiente de asumir, Gropius publicó el Manifiesto de la Bauhaus, en el que bregó por la idea de integración de varias disciplinas planteada por la Deutscher Werkbund. La organización de la escuela fue reformada: se instauró un curso preparatorio y una serie de talleres que estarían a cargo de distintos profesores.

    Sólo un año antes, en 1918, Alemania había perdido la primera Guerra Mundial; la destrucción de sus industrias dio como resultado un regreso a la tradición del trabajo manual y la expresión de lo individual. Simultáneamente, se sintió en Alemania la influencia de los movimientos plásticos de signo utópico vigentes enla Unión Soviética, tanto el suprematismo de Kasimir Malevich, que propuso diseños modernistas para productos industriales destinados a las masas, como los constructivistas, que transformaron radicalmente las relaciones entre las artes plásticas, el diseño, la gráfica, la fotografía y la propaganda política.

    La tendencia utópica tuvo su expresión en la Bauhaus con la idea de una obra de arte “total”, la que sería resultado de la combinación de las artes plásticas, el diseño y la arquitectura. La pedagogía de la Bauhaus, a pesar de continuos cambios durante la corta historia de la escuela, sería precursora. Los cursos de forma y materiales, las teorías del color, la experimentación, y una base artística para el diseño y la arquitectura, han sido ideas que serían retomadas en diferentes contextos y países durante el transcurso del siglo veinte.

    Los primeros profesores enrolados por Gropius fueron artistas plásticos: los pintores Johannes Itten y Lyonel Feininger y el escultor Gerhard Marcks, aunque la formación artística iba a estar relacionada a las actividades en los campos del diseño y la arquitectura. Itten se encargó del curso preparatorio, Feininger del taller de impresión, y Marcks del taller de cerámica. A esos talleres posteriormente se les sumaron otros: textil, metal, madera, mural, vitral y arquitectura. En 1921 el cuerpo de profesores fue incrementado con Paul Klee y Oskar Schlemmer, y un año más tarde con Wassily Kandinsky.

    En 1922 Gropius escribió un nuevo reglamento, reformó los planes de estudio y reorganizó algunos talleres. Un año más tarde reorientó la Bauhaus con la consigna “Arte y técnica. Una nueva unidad”. Restó importancia a lo artesanal e impulsó la orientación técnica, con lo que el diseño y la arquitectura pasaron a tener un lugar preponderante en la escuela. Los nuevos profesores Laszlo Moholy-Nagy y Josef Albers estaban más orientados que sus colegas hacia el diseño de productos industriales.

    Ya en 1920, sólo un año después de que la escuela hubiera sido creada, la dirección dela Bauhaus tuvo problemas con los políticos de la minoría conservadora local, la que se oponía a que estuviera localizada en Weimar. El principal problema era la orientación de la enseñanza, con actividades experimentales en las que participaban estudiantes y artistas de toda Alemania y el extranjero. Ello significaba la presencia de alumnos y profesores con una nueva concepción de las artes, y con un estilo de vida diferente que representaba una amenaza para la moral burguesa de una ciudad de provincias, lejos del ambiente cosmopolita de Berlín.

    En 1923 fue realizada una interpelación contra la Bauhaus en el parlamento local de Turingia. Un año más tarde las elecciones locales resultaron en el relevo del gobierno socialdemócrata por uno de signo conservador. La situación de la escuela se volvió insostenible, los profesores fueron despedidos, y en diciembre de 1925 la Bauhaus fue disuelta por propio acuerdo. Gropius decidió retomar las actividades en otro lugar.

Marianne Brandt. Servicio de café y té, MT 50-55a. Plata, ébano y vidrio, 1924

B: Dessau (1926-1932)

Luego de que el alcalde de Dessau -en el actual estado de Sajonia-Anhalt- decidiera hacerse cargo de las actividades de la escuela, Gropius construyó allí viviendas para los profesores y un gran complejo de vidrio y acero para los talleres, una construcción precursora que sería conocida mundialmente como emblema de la Bauhaus. La escuela reanudó sus actividades en 1926, y fue reconocida como Escuela Superior de Diseño. Del mismo modo que en Weimar,la Bauhaus fue resistida por los círculos conservadores de Dessau. Ya antes de que comenzaran las actividades se había formado una asociación ciudadana para combatir el establecimiento de la escuela en la localidad.

    En esa nueva etapa los programas educativos, basados en la renovadora orientación impulsada por Gropius, acentuaron la importancia fundamental que la técnica, el diseño y la arquitectura iban a tener en el futuro en las actividades de la Bauhaus. La orientación artesanal y artística que rigieron los programas de la escuela en su etapa de Weimar fue dejada de lado para desarrollar el diseño, que sería aplicado a la producción de distintas industrias con las que la escuela estableció estrechos lazos. Otro resultado de las reformas de Gropius fue que el taller de arquitectura liderado por Hannes Meyer pasó de un segundo plano a ser uno de los talleres más importantes de la escuela.

    Los cambios implicaron contratos entre la escuela y diferentes empresas (entre otras la empresa de construcción del propio Gropius, en la que Meyer era su ayudante), con lo que se agudizó un conflicto latente sobre los objetivos de la enseñanza dela Bauhaus entre Gropius e Itten. En abril de 1923 éste abandonó la escuela y se radicó en Herrliberg (Suiza), centro del movimiento de orientación espiritual Mazdaznan (del que era miembro), donde dio clases durante tres años.

    El trabajo teórico y práctico de los distintos talleres de la Bauhaus, luego llevado a la producción masiva por distintas empresas comerciales, resultó en una variada gama de productos cuyo diseño revolucionó el concepto de decoración de hogares y lugares públicos. Un estilo que marcó las ideas de decoración durante el siglo veinte y que con su simplicidad en las líneas, belleza estética y funcionalidad, aún está vigente.

    Como ejemplo de actividad precursora puede nombrarse el taller de mueblería, en el que bajo la dirección de Marcel Breuer se utilizaron una serie de nuevos materiales desarrollados por otras industrias, especialmente tubos de acero que fueron aplicados a la fabricación de sillas y artefactos de iluminación. Las típicas sillas de Breuer consisten en una estructura de tubos de metal doblados y asiento y respaldo de tela, que eran fabricados con distintos tipos de telas resistentes creadas en la escuela. En el taller de mueblería también eran producidos muebles en maderas nobles. El propio Breuer creó sillas de madera de líneas rectas inspiradas en las sillas del arquitecto Gerrit Rietveld, de De Stijl, mientras que Erich Dieckmann creó mesas que eran combinadas con las sillas de Breuer.

    En el taller de textiles se creaban tanto tapices artísticos como telas para todo tipo de aplicaciones: asiento y respaldo de sillas, textiles para cortinas, telas para confección y alfombras. Una de las principales figuras del taller fue Gunta Stölzl, que, como sus colegas Ida Kerkovius y Hedwig Jungnik, utilizó combinaciones de formas geométricas inspiradas en las enseñanzas de los cursos preparatorios y los clases de forma y color impartidos por Klee y Kandinsky, que eran comunes a todos los estudiantes dela Bauhaus.

    Otra área en la que fue desarrollado un diseño pionero, que iba a seguir vigente durante muchas décadas, fue la de la iluminación. Una larga serie de lámparas de pie, de mesa y de ambientes, en general con formato de líneas simples sin ningún tipo de decoración, característica común a todos los productos dela Bauhaus, fueron creadas en variantes que incluían madera y papel, resultado del trabajo conjunto de miembros de los distintos talleres. En el diseño de lámparas se destacaron Eberhard Schrammen y Carl Jacob Jucker, pionero del diseño de lámparas de pared móviles.

Hin Bredendieck y Marianne Brandt. Lámpara de escritorio, 1928

    La actividad en el taller de metales abarcaba el diseño y fabricación de una amplia gama de productos, desde objetos individuales en pequeño formato (joyas, ceniceros, tinteros) a pantallas de lámparas y servicios de té y café que comprendían un gran número de piezas. Un ejemplo de la sencillez y el refinamiento desarrollados en el taller de metal es un servicio diseñado por Marianne Brandt, con una caldera esférica, una tetera semiesférica y cafetera y lechera cilíndricas, con asas de ébano y otros detalles, como la tapa del azucarero, de vidrio transparente. 

    Otras actividades desarrolladas enla Bauhas, como la fotografía y la gráfica, tuvieron puntos de contacto con similares de otros artistas y movimientos de vanguardia de la época. Se realizaron experiencias de fotografías sin cámara, objetos que eran iluminados directamente sobre el papel fotográfico sensible, lo que en la versión del dadaista Man Ray fue llamado rayograma. La gráfica se nutrió de las experiencias de los movimientos de vanguardia rusos, que desarrollaron un lenguaje gráfico plano y geométrico en los afiches de contenido político. 

C: Berlín y después

Gropius renunció al cargo de director de la Bauhaus en 1928. Lo sucedió el arquitecto Hannes Meyer, quién desde hacía un año dirigía la sección de arquitectura de la escuela. El periodo de Meyer como director fue corto, ya que debido a enfrentamientos entre distintas tendencias, especialmente con un grupo de estudiantes comunistas que Meyer apoyaba, fue obligado a renunciar por el alcalde de Dessau.

   En 1930 asumió como director otro arquitecto, Ludwig Mies van de Rohe, quién llevó adelante una serie de modificaciones en los planes de estudio y la organización de los talleres. La política local sería, una vez más, decisiva para el destino dela Bauhaus. Hacia fines de 1931 los nacionalsocialistas ganaron la mayoría en el gobierno local, y aunque durante 1932 el alcalde trató de asegurar la continuidad de la escuela, el consejo municipal decidió cerrarla lo antes posible. Simultáneamente, Mies realizó un intento de trasladar las actividades a Berlín, ésta vez como una institución privada, y alcanzó a montar algunos talleres en una antigua fábrica de material telefónico ubicada en la Birkbuschstrassede la capital.

    En enero de 1933 los nacionalsocialistas tomaron el poder luego de que Hitler fuera nombrado canciller por el presidente Hindenburg. Tres meses más tarde los estudiantes que se encontraban en Dessau fueron detenidos, y la escuela clausurada por las autoridades. En julio Mies resolvió suspender todas las actividades, incluso las que tenían lugar en Berlín, y disolvió formalmente la Bauhaus.

     Los profesores se dispersaron, y algunos emigraron a Estados Unidos. Moholy-Nagy fundó The New Bauhaus en Chicago en 1937, mientras que Albers fue profesor en el Black Mountain College en Carolina del Norte, y entre 1950 y 1958 dirigió el departamento de diseño de la Universidad de Yale.

 

 

 

 

 

     La sede de la Bauhaus en Dessau resultó seriamente dañada durante la Segunda Guerra Mundial, y quedó en territorio de la República Democrática Alemana luego del fin de la contienda. El edificio principal no fue reconstruido hasta 1976. Diez años más tarde sería elegido como sede de las actividades de una nueva escuela de diseño: La Bauhaus Dessau. En 1994, luego de la reunificación de Alemania, la escuela fue reorganizada como una fundación, y en 1999 fue creado el Bauhaus Kolleg, que ofrece un programa de posgrado internacional en diseño.

 

Dossier, No. 26, Mayo-Junio 2011, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Europa siglos XX-XXI y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s