Sugestivas acuarelas y tintas enormes. Exposición. Rodrigo Zamora presenta obras hasta el 11 de setiembre

Pedro da Cruz

La sala principal del Subte Municipal acoge “La sangre en los pies”, una exposición con obras de Zamora en distintas técnicas: video, fotografía, relieves, objetos y acuarelas de hasta cinco metros de largo.

Rodrigo Zamora (Santiago de Chile, 1970) estudió en la Universidad de Chile, en la que obtuvo una licenciatura en Artes Plásticas en 1994. Trece años después recibió una beca como artista residente en Ciudad de México, y desde entonces ha recibido varias becas del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile.

La sangre en los pies

    El título de la exposición, La sangre en los pies, tiene su origen en la actividad del artista de la última década, durante la que ha recorrido distintas ciudades observando las calles y los espacios públicos. Zamora explica que entiende la memoria como cientos de fragmentos disímiles luego reagrupados en imágenes antojadizas, una forma de apropiación de los espacios habitados por el hombre.

    Una de las primeras obras presentadas, de 2003-2011, tiene el mismo título que la muestra, y consiste en tres copias de una fotografía digital (montadas en “cajas de luz”) que muestra las piernas de un hombre que se repiten simétricamente tomando el lugar de la parte superior del cuerpo, quizás un autorretrato del artista en que se muestra como “solo piernas”. Según el artista: “Tengo la sensación que después de tanto caminar son mis pies los que toman las decisiones sobre mis perspectivas de observación.

    Otra de las obras que abren la muestra es Laguna mental 1(2007), la que desde una distancia considerable parece ser una fotografía en gran formato de un hombre leyendo en un parque con frondosa vegetación. Pero al observar de cerca la obra de 150 x420 cm. se descubre que la misma está pintada en acuarela sobre papeles de formato cuadrado (15 x15 cm.), que luego han sido unidos entre sí para conformar la totalidad de la imagen. En su trabajo Zamora parte de fotografías que “deconstruye” por medio de una retícula, pintando luego cada pequeña parte individualmente, lo que ya de por sí establece una reinterpretación de lo fotográfico. La unión de las partes resulta en pequeños desplazamientos, líneas y formas que no encajan perfectamente al ser unidas, con el resultado de inquietantes desfasajes que atrapan la mirada del espectador.

Árbol cerebro

    La mayoría de las obras en acuarela sobre papel muestran motivos tomados de la naturaleza, por ejemplo un árbol en Affaire botánico 4 (2011), rocas y piedras en Montón de piedras (2008), Volcán (2010) y Construcción precaria (2011), así como la imagen de un árbol que semeja el sistema nervioso del cráneo en Árbol cerebro (2011). La destreza técnica es notable en las obras en tinta china: Blue Sky (2007) consiste en un manojo de ramas con un potente tratamiento cercano a lo no figurativo, mientras que Blue Skies (2011), un ramaje visto desde abajo, muestra una sutileza en los valores de grises cercana a la del arte oriental.

    Otros aspectos de la obra de Zamora están representados por el video Ventana 0 (2003-2011), los objetos Paperbank y Postcard from Santiago (ambos 2007), de cartón y tubos de PVC pintados de negro, y el relieve Río blanco (2011), un trabajo monocromo en gran formato, 300 x 500 cm., con cientos de piezas de papel de 3 x 4 cm. pegadas sobre el soporte blanco.

    La muestra también incluye una serie de imágenes que van siendo proyectadas continuamente sobre una de las paredes de la sala. Los motivos son objetos que el artista “encuentra” en sus paseos por la ciudad, y que fotografía para usarlos como parte de su proceso de creación. La mirada del artista es selectiva, ya que elige elementos interesantes por su forma, por su absurdidad, etc. Tres de los objetos son mostrados en fotografías en color que forman parte de la serie Objeto público Montevideo (2011): el fondo de un papelero roto en el que ha crecido pasto, un papelero aún nuevo, y una salida de ventilación de hormigón.

    Las últimas imágenes forman la obra Homo collector (2007), una serie de tres piezas en acuarela que refieren a la imagen que da título a la muestra: piernas de un hombre que viste jeans, repetidas simétricamente hacia arriba, vistas de perfil, de frente, y de atrás. Quizás aún otra referencia al artista que continúa con la sangre en los pies.

 

El País. 2 de setiembre de 2011, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América Latina y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s