El arte fotográfico de Martín Chambí. Exposición. El MAPI exhibe el notable testimonio antropológico del fotógrafo peruano

Pedro da Cruz

Como parte de Fotograma-11 se inauguró en el Museo de Arte Precolombino e Indígena (25 de Mayo 279) la exposición “Martín Chambi. Fotografías del sur andino del Perú 1920-1950” con un importante conjunto de fotografías en gran formato.

Martín Chambí (1891-1973) nació en el seno de una familia campesina en el altiplano del Sur del Perú. Se formó como fotógrafo en la ciudad de Arequipa, y luego se trasladó a Cusco, donde durante tres décadas, entre 1920 y 1950, desarrolló una extraordinaria labor fotográfica. De origen mestizo, y quechuahablante, Chambi documentó ambientes y personajes de todas las clases sociales, un fascinante estudio antropológico de la sociedad cusqueña de la época. A pesar de la calidad e importancia de su trabajo, la obra de Chambí no ha sido suficientemente reconocida, y tiene poca difusión a nivel del público.

Autorretrato en el estudio, 1923

    El también peruano Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010, escribió sobre el tema: “‘Madrastra de sus hijos’, escribió del Perú el Inca Garcilaso. Con Martín Chambi, uno de los grandes artistas nacidos en su suelo, lo ha sido. Una madrastra ingrata, olvidadiza, al extremo de que pocos de sus compatriotas saben quién fue y por qué se lo debe recordar y admirar. No tengo la menor duda de que un día se le reconocerá como uno de los más coherentes y profundos creadores que haya dado la fotografía en este siglo.”

    La actual exposición en el MAPI, que consiste en unas cuarenta obras, se inicia con el notable Autorretrato en el estudio (1923), en donde el fotógrafo estudia atentamente un negativo. Chambí realizó la mayor parte de las cerca de 30.000 imágenes que produjo con cámaras de placas, que registraban los motivos sobre vidrio emulsionado. La mayoría de los retratos los produjo en su estudio, pero también documentó diferentes eventos que reflejan las costumbres de los distintos grupos sociales de Cusco y su entorno.

    La vida de la clase acomodada fue registrada en fotografías como Boda de don Julio Gadea, Prefecto de Cusco (1930), con un novio de ojos claros con galera y frac, y Amazonas Lomellini en Q’olcampata (1928), dos jóvenes hermanas posando con sus caballos junto a un muro incaico.

    Las clases medias están representadas por grupos de familia y grupos corporativos, como en Guardias civiles en Saqsaywaman (1928), en que un conjunto de policías posa frente a los bloques ciclópeos de la fortaleza inca de las afueras de Cusco. También hay registros de personas conocidas en la ciudad, por ejemplo Mario Pérez Yañez en fiesta de carnaval (1931), con un grupo de enmascarados, y Primera motocicleta de Mario Pérez Yañez(1934).

Hombre gigante de Llusco, 1925

    Las fotografías con motivos de la vida y costumbres del campesinado conforman un notable estudio antropológico de los grupos indígenas descendientes de los incas. Chambí retrató campesinos en su estudio, entre otros el Hombre gigante de Llusco (1925), posiblemente la fotografía más conocida de Chambí, y Campesina de Q’eromarca con niño (1930).

    En su entorno natural, Chambí registró el mundo del trabajo en La llama y el llamero en Saqsaywaman (1930), Descanso de la faena agrícola (1920) y Ezequiel Arce con su cosecha de papas (1934), mientras que el sincretismo religioso se manifiesta en las impresionantes Peregrinaje religioso andino (1933) y Fiesta de la Cruz (1930). La confrontación de la realidad de los distintos grupos sociales es manifiesta en Descanso después del entierro en el cementerio (1938) y Campesinos en el juzgado (1929).

    Otro grupo de fotografías muestra la grandiosidad de la herencia de la civilización incaica. En Piedra de los doce ángulos (1930) Chambí documentó una piedra perteneciente a un muro de Cusco que reiteradamente es tomada como ejemplo de una fantástica destreza técnica. Vista panorámica de Machu Picchu (1925), sitio inca ubicado en el valle del Urubamba al norte de Cusco, es un documento arqueológico invalorable, ya que muestra el lugar sólo unos años después de que fuera “descubierto” por el estadounidense Hiram Bingham en 1911. La cercanía a lo original también se manifiesta en la posterior Vista parcial de Wiñay Wayna, Machu Picchu (1941).

    La muestra “Martín Chambi. Fotografías del sur andino del Perú 1920-1950”es gran una oportunidad para que el público uruguayo pueda conocer y profundizar en la importante labor de este notable fotógrafo peruano. 

El País. 12 de octubre de 2011, Montevideo, Uruguay.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fotografía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s